.

.

viernes, 21 de febrero de 2014

Un poco de humor negro. Campaña genérica de fantasía épica para ti joven friki.

¡Hey joven friki! ¿Estás leyendote ahora mismo cientos de miles de libros de fantasía épica que son una puta basura y no le interesan a nadie  que te encantan y quieres hacer una aventura para jugar al peligroso y malvado juego del rol con tus amigos? Si, seguro que si mi joven amigo o amiga, todos hemos pasado por esa etapa, otros viven en ella, y otros directamente somos idiotas. Pero no te preocupes, he pregenerado para ti la más mejor y épica campaña de fantasía épica medieval que cualquier mente sobre la faz de la Tierra pueda imaginar. Con mi mente privilegiada de persona que hace como que es historiador he diseñado la campaña perfecta de fantasía épica y que es capaz de adaptarse a cualquier mundo de fantasía épica que exista, haya existido o existirá. Así de simple y así de fácil.

Escoje tu mundo de fantasía épica con el cual te masturbes obsesivamente olvidando tu horrible rutina sueñes cada día y disfrutes de sus ámenas y nada genéricas lecturas. Tras eso aplica la siguiente trama que te voy a dar y que encima puedes personalizar como más te guste de la forma más mejor posible para tí. Y encima gratis, no me vas a tener que dar ni un céntimo por este INMENSO regalo que te voy a hacer a ti joven friki.

Cuando tengas tu mundo de fantasía ahora tendrás que poner en consonancia estos elementos. En un primer lugar hay un archidemonio malvado que amenaza con convertirse en Amo y Señor de toda la tierra de fantasía por que el es así de malvado y cruel. En verdad la gente de a pie no notará una mierda por que ellos seguirán sometidos a un estúpido sistema feudal que en el mejor de los casos peca de un paternalismo aberrante tratando a personas como si de ganado bovino se tratase y que su amo por que en su ficha pone que es Legal Bueno los cuida y les da de comer, pero en ningún momento les permite escoger su forma de gobierno, entrega los medios de producción o les da a escoger su propio camino en esta desigual sociedad feudal. Pero bueno, como la Fantasía Épica no va de criticar las estructuras y desigualdades de la sociedad, si no en regodearse en tirar dadicos y matar monstruos imaginarios que viven en sus casas y robarles lo que tienen por que son malos por alguna absurda razón, olvidemos la crítica al sistema.

Este archidemonio malvado, para llevar a cabo sus planes de dominación mundial, ha pactado con un ancestral y perverso dragón, menos poderoso que el, pero que tiene una amplia red de contactos y adoradores que puede poner a su servicio. De ellos destaca un Archinigromante Oscuro y Malvado que comanda una horda de Muertos Vivientes y Monstruos malévolos. Este archimago, por supuesto, antaño debió de ser bondadoso pero debió tener una trágica pérdida que le hizo abrazar la oscuridad o en su defecto, en su afán de destruirla acabó convirtiéndose en lo que perseguía. Por que claro, este mago, le interesaba más encerrarse en su torre de marfil a leer documentos absurdos en vez de usar sus capacidades para ayudar a sus paisanos a tener una vida mejor y a crear sus propias infraestructuras, no, el se encerraba en su torre aislado del mundo y finalmente por alguna causa arbitraria, preferiblemente las dos que he nombrado se volvió malvado y se alió con el perverso dragón.

Al servicio de este archimago hay por supuesto un reyezuelo orco o un jefe bandido u ambos. Se puede cambiar orco por osgo, ogro, troll, gigante o cualquier otra criatura que sea grande fea y de un color diferente al tuyo para que no te sientas mal por hacer un genocidio entre su pueblo y no sentarte a resolver los problemas mediante el diálogo y demostrar que hay otra vía para la comprensión de los pueblos y las culturas. No, mejor arrasar y machacar al de enfrente y robarle todo lo que tiene por que es "malo" por alguna razón estúpida de tu manual de juego o libro de fantasía épica preferido. Así mismo pasa lo mismo con el jefe bandido, no te pares a pensar que esas personas se han salido del sistema y viven aparte por que no quieren someterse al poder que una persona obstenta por la gracia de Dios (o cualquier deidad politeista de tu mundo de fantasía épica) y que como no pueden desempeñar una profesión liberal, poseer su tierra para cultivar además de los impuestos abusivos que tienen que pagar a un noble, a pesar de la enorme diferencia de riqueza y de renta, deciden vivir fuera de la ley y por ende son malos. No pienses en ello joven, para nada.

Bien ahora que tenemos todos los elementos de fantasía es hora de ensamblarlos para hacer una aventura. Evidentemente tus personajes son unos putos catetos que independientemente de su profesión viven todos juntitos en el mismo puto pueblo o acaban coincidiendo en una posada, que parecen una jodida ETT donde se busca a personas valerosas para exterminar a los susodichos orcos o bandidos o ambos. A partir de ahí se sucederán una serie de mazmorras donde arrasarás todo bicho viviente, saquearás oro, comprarás armas más mejores y aumentará la inflacción de forma atroz por la enorme llegada de metales preciosos a manos privadas haciendo así aun más dificil la vida del campesinado, además de promover las diferencias sociales entre los artesanos pertenecientes a la burguesía y la base campesina que solamente labra la tierra, sin olvidar a los nobles, que envidian a esta incipiente burguesía, que a su vez aspira a ennoblecerse para evitar pagar las tasas fiscales.

Cuando hayas cometido el genocidio de diversos pueblos orcos, trolls, osgos, goblins, draconianos o hayas matado a numerosos humanos (o de cualquier raza medianamente parecida a la humana) descubrirás que el malvado jefe bandido o el pérfido rey orco van a realizar un ataque. Así que los aventureros tendrán que arreglar el asunto matando más gente y así lograr la paz. Cuando acabes esta primera parte de la campaña, descubrirán tus héroes que el jefe de los bandidos o el rey de los orcos debe tributo al oscuro nigromante. Ya tus personajes han subido de nivel, así que puedes fliparte y usar los seres de diversos manuales que te cuestan una puta pasta y son fruto de las pajas mentales de un friki gordo virgen que debería hacer deporte  los monstruos habilmente diseñados para que tus héroes tengan un reto mucho mayor. De esta forma entrará en juego la lucha contra el Nigromante donde mataréis un montón de monstruitos y no muertos y así se le dará variedad a las mazmorras con otros bichitos de colorines.  Evidentemente, el esquema se repite así que cuando el nigromante haya sido vencido, comentará que el dragón es  muy malo blablablabla. Así que repite el mismo esquema genocida de andar y matar sin ningún criterio hasta que llegues al dragón y lo mismo.

Cuando lo venzas (o el dragón mate a toda la mesa) ya es hora de sacar el archidemonio o bicho que hayas generado en tu enfermiza mente que tiende al ostracismo y la psicopatía imaginación luminosa de persona que es mejor que las demás por que lee libros de fantasía. Aquí podrás introducir más elementos de tu mundo fantástico favorito y dependiendo de lo que te masturbes con esos guerreros de torsos desnudos y broncineos aceitosos y esas guerreras o magas sexy con bikini de cota de malla o unos ropajes que solo tapan su sexo y los pezones para que el producto pueda ser vendido a adolescentes pajilleros y que por supuesto tratan a la mujer como objeto sexual, como si ellas no tuvieran ningún tipo de criterio y solamente fueran princesitas para ser rescatadas o elementos sexualizados al extremo para incrementar las ventas, sin olvidar los magos oscuros con los que los más cuello collejas se identificarán o con el que las tias raras se enamorarán aunque esa gente tenga perfil de maltratador que te apasione un personaje de ese mundo, tus héroes pueden acompañarlo y que ellos a la vez y de tapadillo (ya que no aparecen en las novelas oficiales) sean los que ayuden al personaje oficial a salvar el mundo, o bien en un majestuoso chispazo que de tu mente, decidas que tus héroes sean los que salven el mundo sin ayuda y sin que ayuden a ningún personaje oficial. Tras esto podrás meter más monstruitos, viajar a otros planos y un largo etc etc de cosas que en el fondo no importan.

Por supuesto cabe decir que todo tiene que estar nivelado de tal forma que tus héroes puedan ganar y estar tan completamente cerrado que no puedan saltarse ni una coma de tu perfecto y maravilloso mundo ficticio al que te has aficcionado, por que en vez de tener creatividad y escribir un universo propio y quien sabe, realizarte como persona o incluso sacarle algunas perrillas, prefieres fliparte y aumentar las arcas de otros que han sido más listos que tú y que les das tu dinero alegremente. Sin olvidar que el malo maloso, es tan imbécil que no se da cuenta con sus superpoderes que la pandilla de catetos de la aldea perdida y dejada de la mano de Dios (o deidad suprema de tu mundo épicofantástico favorito) va a suponer un grano en el culo para el y va acabar perdiendo su propia vida y planes de dominación. Y por supuesto a pesar de las múltiples victorias de los héroes y derrotas que causen a los malvados, estos en el últimomo momento estarán más poderosos que nunca y la batalla final será decisiva, sin que cuenten todas las victorias anteriores. Osea esto sería un Waterloo pero sin tener en cuenta el análisis socioeconómico, político y cultura de la Francia de 1815 y lo que suponía para Francia la figura de Napoleón. Es como si los nazis hubieran tenido un mínimo de posibilidad de vencer a los soviéticos en la batalla de Berlin. Los efectivos, su logística y mantenimiento de tropas no importan para nada, solamente la BATALLA FINAL donde podrás regodearte en ese absurdo y maniqueo concepto del Bien contra el Mal y que recuerdo que no cambia para nada las estructuras de subyugación de los más desfavorecidos y de la mayoría de la población.

Cuando venzan al malvado final, enhorabuena. Habéis completado la maravillosa campaña genérica de Fantasía Medieval y Aventuras. Puedes ponertelo en tu curriculum de friki, para opositar a Rey de los Frikis y que demuestres que eres la persona que más sabe de cosas que no sirven para absolutamente nada. ¡Enhorabuena!


Nota aclaratoria. El tono de esta entrada es totalmente satírico y de sorna. No trato de ofender a nadie, simplemente dar una visión jocosa sobre los mundos de fantasía épica.  Si te resulta totalmente ofensivo, no haberme leido. Un saludo. Besitos y abrazos  :)

3 comentarios:

  1. La verdad es que no alcanzaría a comprender que a una panda de capesinos medievaloides se les ocurra una socialdemocracia así, por las buenas, como si fuera algo lógico y obvio. Si fuera lógico el régimen nobiliario no habría durado más de 1000 años en Europa. Y encima, si los dioses existen de verdad y tienen sacerdotes que hacen llover fuego del cielo cuando no pagas el diezmo, mejor todavía. Y si al Presidente del Gobierno de nuestro país y otros muchos le importan una mierda la gente y las infraestructuras, ¿por qué le van a importar a un mago oscuro? Creo que es bastante más realista que alguien con un poder abrumador quiera dominar a sus semejantes que ayudarlos (ver mundo real).

    Como sí serían tontos del culo los personajes de fantasía sería si fueran demócratas que votaran por mayoría absoluta a gente de historial corrupto que destruyen su país, les quitan sus hogares, sus empleos y poco a poco, sus derechos más basicos. Esos sí que serían como titís subnormales con cerebro de pulga (y no es que sepa de algún país donde haya ocurrido tal cosa ni mucho menos viva en él). xD

    ResponderEliminar
  2. Si analizamos nuestro mundo y situación, resulta estructuralmente mucho más absurdo que cualquier mundo de fantasía. La realidad siempre supera a la ficción.

    ResponderEliminar